Extasis a nuestra Señora Esperanza Macarena Coronada


Dieciocho estrellas de oro componen tu corona, que con tanto amor y cariño tus hijos te proclaman del cielo Reina y Señora Esperanza Macarena. Bendita imagen venerada por tantos y tantos.

Cuanto te querían mis padres y cuanto desde el cielo te siguen queriendo.

De rodillas un día, un momento, me quiso parecer ver que aquello que mis ojos estaban viendo, no era ningún sueño ni pensamiento. Un grupo de estrellas del cielo, con la elegancia del cisne en el celo, y la agilidad y armonía de las golondrinas en vuelo, una a una en tu preciosa corona se fueron poniendo

Embelesado como un niño con el mejor de sus juegos fui contándolas hasta dieciséis; faltaban dos.Volví a contarlas y el cielo se estaba equivocando; casi me quedo sin aliento, fue un instante el rezo de tres AVE MARIA y un PADRE NUESTRO creo recordar duró ese preciso momento.

De pronto, aparecieron las dos estrellas que faltaban, pero no se posaron en su lugar, sino que continuaron en ágil movimiento descendiendo y a tus plantas se posaron, bendita Macarena.

Dulce melodía acompañaba aquella escena celestial.¿Cómo podría explicar? ruiseñor talvez... pero con acordes largos suaves y majestuosos.